¿Amas tu trabajo? ¡Conviértete en una pieza indispensable!

1 | Ago

En ocasiones, los ejecutivos no se percatan del gran valor que pueden ofrecer a la empresa en donde se desarrollan profesionalmente, al desconocer las estrategias que pueden llevar a cabo  con el fin de tener un impacto real dentro de su trabajo.

Un empleado considerado como alguien indispensable, es aquel que determina si la productividad de la empresa se vería afectada si de repente dejara de laborar en ella.  Además, son esenciales para el éxito general del departamento o de la empresa.

“Ser indispensable en el trabajo significa que los supervisores cuentan contigo tanto que sin ti la productividad de su departamento puede decaer, o al menos esa es la percepción” - Andy Teach, autor de From Graduation to Corporation 

La percepción de un trabajador indispensable se puede deber a diversas cualidades,  como las de ser el único profesionista que cuente con ciertos conocimientos, que tenga una posición única en la organización o cuenta con cierta habilidad que lo distingue.

Si deseas generar un impacto dentro de tu organización, puedes conseguirlo siguiendo estas estrategias:

•      Descubre qué le hace falta a tu departamento u organización: No es suficiente si solo realizas  todo lo que se requiere o resuelves los problemas que se te presenten; recuerda que el éxito deriva de las oportunidades, así que, piensa en una idea que este fuera de la perspectiva de los demás y ponla en práctica.

•      Haz el trabajo que en verdad importa, no el fácil: Para llegar a lo indispensable, se debe investigar y pensar en el trabajo que le importa a la empresa y a sus planes de éxito, no dejes a un lado esos proyectos y priorízalos.

•      Encuentra una habilidad: Descubre una tarea que se deba hacer en la organización y asegúrate de ser la única persona que sabe cómo hacerla.  Así, tendrás más oportunidades de crecer profesionalmente.

•      Monopoliza una relación importante: Encuentra relaciones que son cruciales para la supervivencia de la empresa, conviértete en la persona que mantiene esa relación y constrúyela con el tiempo.

•      Aporta ideas: Si todo el mundo está de acuerdo es difícil destacar, así que, ¡Ofrece nuevas soluciones!

•      Analiza qué le estás otorgando a la empresa: Al terminar tu jornada laboral, pregúntate: ¿Mi trabajo aporta un valor agregado a la compañía?

•      Ten en cuenta que tu trabajo es hacerle la labor más fácil a tu superior: Analiza cómo puedes ayudar a tu jefe a hacer su trabajo más sencillo, de esta manera contara cada día más contigo.

Al convertirte en un trabajador indispensable existe una gran satisfacción laboral, en definitiva vale la pena el trayecto para conseguir el objetivo. Además, te brinda la motivación adecuada para seguir desarrollándote profesionalmente al saber que eres una pieza clave para la compañía en donde te desenvuelves, independientemente de la alta posibilidad que existe de conseguir un ascenso o promoción.

Por último, ten cuidado en no confundir la palabra indispensable con irremplazable; si te vas de la organización, ésta encontrará la manera de sobrevivir sin ti aunque sea un poco menos funcional.

 

 

Información de:forbes.com.mx y entrepreneur.com

Programas sugeridos:

·         Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas, Certificación Insignia

·         Diplomado Desarrollo del Ejecutivo de Alto Desempeño