Comienza a pensar en tu futuro, conoce los fondos de inversión

17 | Feb

El mejor momento para comenzar a pensar sobre nuestro futuro, es hoy. Ahorrar es tan solo el primer paso; para poder hacer que nuestro patrimonio crezca necesitamos pensar en inversión. ¿Cómo comenzar a invertir? Una opción es hacerlo directamente en la bolsa mexicana de valores, pero si te parece muy arriesgado, podrían interesarte los fondos de inversión.

Estos fondos son una manera menos riesgosa de comprar acciones de empresas que cotizan en bolsa. Son un mecanismo de ahorro en donde un grupo de inversionistas que buscan un fin común, se unen para invertir un capital mayor entre todos, y por lo tanto, generar mayores rendimientos.

Existen muchos tipos de fondos de inversión y cada uno se adapta a las necesidades que tengamos como inversionistas. Además, existe la ventaja de que al ser un grupo de personas los que se unen para invertir, no es necesario demasiado dinero para comenzar.

Los fondos de inversión se clasifican en dos grandes rubros, los fondos de deuda y los de renta variable. Los primeros, consisten en invertir todos los recursos en títulos de deuda que emite el gobierno federal (cetes o bonos), bancos o empresas. Esto quiere decir, que el monto es prestado ya sea al gobierno, a instituciones financieras o a empresas, con la condición de que después de un plazo previamente determinado se regrese el monto de la inversión más un rendimiento.

En cambio, en los fondos de renta variable se invierte en acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, a diferencia de los instrumentos de deuda, en ésta no se recibe un rendimiento determinado. Por lo tanto, los fondos de deuda son considerados más seguros, mientras que los de renta variable están más expuestos a la volatilidad del mercado, aunque su rendimiento puede ser mayor.

Entre mayor riesgo exista en el mecanismo en el que deseamos invertir, mayor será el rendimiento que podríamos generar. Para decidir el mejor lugar en dónde invertir nuestro dinero es necesario que nos conozcamos bien. Tomando en cuenta aspectos como el plazo de tiempo entre el momento que realizamos la inversión y en el que pensamos retirar el dinero, estableciendo nuestros objetivos y conociendo la aversión al riesgo que poseemos, podremos tomar una mejor decisión. Comencemos ahora a construir nuestro patrimonio buscando el lugar perfecto en dónde invertir.

Diplomado sugerido: Diplomado en Finanzas para no financieros