¿Cómo afecta el Síndrome Burnout a tu vida profesional?

27 | Jul

¿Eres de las personas que quieren ser siempre de los mejores y demostrar un alto grado de desempeño? Entonces, este artículo es para ti.

Sabemos que en muchas ocasiones la autoestima puede depender del éxito que se tiene profesionalmente, actitud que puede demostrarse al tener una adicción al trabajo, en donde las personas suelen desarrollar estrés a través de la falta de energía para realizar sus tareas laborales o presentar indiferencia o distanciamiento hacia las mismas.

El problema recae cuando los malestares de salud, el agotamiento, depresión y la incapacidad de realizar las actividades diarias, se adjudican a factores externos y se deja a un lado el hecho de contar con el síndrome de Burnout, padecimiento muy común entre los profesionistas que se encuentran en ambientes laborales altamente competitivos, en donde cuentan con altas jornadas de trabajo y lo realizan bajo mucha presión.

Aunado a ello, la fatiga extrema, aquella que se siente como si te hubieran consumido por completo, es un factor que puede ser determinado por las horas laborales; el 29% de los mexicanos trabaja más de 50 horas a la semana, número que logra posicionar al país como el segundo lugar en donde los trabajadores pasan más tiempo laborando.

Si experimentas alguna de estas características, puedes llevar a cabo las siguientes acciones:

•      Establece prioridades: Quizá te exijas más de lo razonable, analiza si tu empresa es la que está pidiendo más de ti o eres tú quien concentra más esfuerzo del necesario en la oficina. Aprende a reconocer cuando la carga de trabajo te rebasa.

•      Busca la motivación: Analiza cuáles son las cosas buenas de tu trabajo y piensa en lo que te motivó a estar en tu puesto actual; enfócate en ello y en tus planes a futuro.

•      Cuida tu salud: El estrés se manifiesta de manera inmediata en nuestra salud física, concéntrate en acciones que beneficien tu bienestar como caminar, dormir las horas adecuadas e ingerir comida saludable.

•      Ten un hobbie: Realiza actividades que te ayuden a recuperar el entusiasmo, designa un tiempo del día para leer, relajarte un poco, conversar con amigos o realizar alguna actividad física. Enriquece tu día con ocupaciones que no tengan que ver con el trabajo.

•      Renueva tus objetivos: Cuando el trabajo se convierte en una actividad frustrante, debes reflexionar y preguntarte si aún tienes los mismos objetivos  que cuando llegaste a la empresa o si necesitas un cambio laboral. Quizá sea el momento de buscar opciones e iniciar un nuevo proyecto.

Sentir gran pasión por el trabajo que estés realizando, no te excluye de experimentar el síndrome de burnout, mientras no alcances un balance entre vida personal y profesional, las probabilidades de adquirirlo son altas

Recuerda que antes de que puedas tratar o prevenir caer en la fatiga excesiva, debes aprender a reconocer las señales de alerta que dan a conocer que se acerca un consumo total de tus fuerzas.

 

Información de: entrepreneur.com, mba.americaeconomia.com/ y occeducacion.com.

Programas sugeridos:

Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas, Certificación Insignia

Diplomado Habilidades Directivas