Cómo disfrutar de unas vacaciones sin deudas

9 | Jun

Algunos ya lo están planeando y otros ya lo están disfrutando, las vacaciones es lo que en este momento está en boca de muchos. A veces solo pensamos en que ya estamos en el lugar de destino para olvidarnos de nuestro alrededor sin pensar en lo que debemos hacer antes para no arrepentirnos al regresar de la nube feliz de las vacaciones. Así que, te vamos a compartir una serie de pasos fáciles para no afectar nuestro bolsillo y evitar pagarlas por meses e inclusive años después.

La mejor manera de no salir endeudado es tener el dinero disponible y hacer los pagos en efectivo, no por medio de tarjeta de crédito. Pero si se hace uso de ella, lo mejor es no abusar, solo lo que dictamos en la siguiente serie de pasos.

Al viajar lo primero que debemos hacer es planear todos los detalles, a pesar de ser una cosa obvia, sigue siendo una de las razones por la cual nuestras vacaciones pueden llegar a fallar. Lo segundo es tomar a consideración nuestro presupuesto realista separándolo por categorías como transporte, comida y entretenimiento. Ya con esto, no está de más el buscar con anterioridad cupones o descuentos en línea, lo cual nos lleva al siguiente punto que es tomar el tiempo necesario para buscarlos y hacer comparaciones para tomar la mejor opción. El último consejo que podemos tomar para nuestras vacaciones es el ser flexible incluso con los más mínimos detalles, como el cenar un poco antes de la hora programada que tengan los restaurantes, puede ahorrarnos dinero.

Una vez que ya regresamos de nuestras vacaciones, para seguir previniendo una deuda, debemos estar preparados para todo. Debemos guardar todos los recibos, ya que podrían surgir anomalías en la tarjeta de crédito posteriormente. Si en efecto, tu información personal ha sido usada para fraude y robo, entonces la clave es reaccionar tan rápido como puedas al llamar a las tarjetas de crédito. Aún así, lo ideal es seguir monitoreando las tarjetas y estar atentos ante cualquier irregularidad. Y para seguir haciendo uso de las tarjetas de forma segura, revisemos al menos los reportes de crédito dos veces al año.

Si ya estamos pensando en las siguientes vacaciones, desde hoy podemos ahorrar, solo apartamos cierta cantidad cada mes para el único propósito de financiarlas.

El visitar otros lugares durante las vacaciones es un lujo que todos podemos disfrutar si se hace con tiempo y dedicación. Sin darnos cuenta estamos analizando información financiera que podría ayudarnos no solo en las vacaciones sino en otros gastos personales o inclusive en una empresa de la que formemos parte.

"El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras: trabajo y ahorro". -Benjamin Franklin

 

Diplomado sugerido: Diplomado en Finanzas para No Financieros