¿Cómo te preparas para tu futuro financiero?

5 | Ago

Todos pensamos en  nuestro futuro y en estar preparados para cuando llegue el momento de nuestro retiro. Hay ciertas medidas que debemos comenzar a tomar desde ahora para que al llegar a esa etapa en la que planeamos descansar, podamos disfrutarla al máximo y sin preocupaciones. Necesitamos prepararnos y saber con qué recursos económicos contaremos cuando ya no estemos en edad de trabajar. ¿Cómo hacerlo? Las AFORE son una opción.

AFORE se refiere a las Administradoras de fondos para el retiro. Estas instituciones financieras privadas gestionan las cuentas individuales de los fondos de ahorro y retiro de los trabajadores afiliados al IMSS o al ISSSTE. Su regulación es realizada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y su autorización se lleva a cabo por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. La finalidad de la AFORE es que todos los trabajadores cuenten con una pensión al momento en que decidan retirarse.

¿Cómo funcionan las AFORE?
Nuestra cuenta individual del fondo de ahorro se divide en cuatro subsecciones: retiro, aportaciones voluntarias, vivienda (INFONAVIT) y aportaciones complementarias. Nuestro fondo se genera al descontarnos una determinada cantidad del salario que percibimos mes a mes. Esto, junto con cierta cantidad que aporta la empresa y otra más que contribuye el Gobierno, conforma nuestra cuenta individual. Antes de nuestra edad de retiro, únicamente podemos retirar fondos en caso de que nos encontremos desempleados o por matrimonio.

Para que nuestro ahorro se incremente año con año, la AFORE invierte los recursos de la cuenta individual en los SIEFORE (Sociedades de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro). Cada una de estas Sociedades tiene diferente rendimiento neto de acuerdo a nuestra edad:

INDICADOR DE RENDIMIENTO NETO

Siefores básicas

Promedio ponderado

Mínimo

Máximo

SB 4 para personas de 36 años y menos

13.01%

6.9%

15.59%

SB 3 para personas entre 37 y 45 años

11.9%

6.4%

15.0%

SB 2 para personas entre 46 y 59 años

10.7%

6.0%

13.0%

SB 1 para personas de 60 años y mayores

9.1%

5.5%

10.7%

Fuente: Profeco

A menos que nosotros nos demos de alta en la AFORE de nuestra elección, la CONSAR nos asignará a la que esté dando mejores rendimientos en el momento en que comencemos a cotizar en el IMSS. Si deseas cambiar tu actual AFORE, podrás hacerlo siempre y cuando haya transcurrido al menos un año desde que fue dada de alta. Mantente atento de que el cambio que realices sea para obtener un mayor rendimiento. Existe una fórmula que te permitirá conocer el rendimiento neto que obtendrás cuando desees hacer tu cambio de AFORE:

Rendimiento que te da el AFORE – Comisión que te cobra la AFORE = Rendimiento Neto.

Conocer sobre las AFORE es sólo una de las maneras en que podemos administrar mejor nuestras finanzas personales. Para contar con la mayor protección en nuestro futuro, necesitamos conocer lo más que podamos acerca de las opciones que tenemos sobre planificación financiera. Si comenzamos a prepararnos desde ahora y desarrollamos nuestra cultura de ahorro, podremos disfrutar de la vida con tranquilidad cuando llegue el momento de nuestra jubilación.

Conoce lo que puedes hacer para hacer crecer tus ahorros y gozar de tener un brillante futuro económico asegurado: http://bit.ly/13fCsqh