¿Cómo afrontar los cambios en nuestra empresa?

21 | Oct

Vivimos en un mundo que cambia constantemente y si recordamos aquella frase que dice: “renovarse o morir”, nos damos cuenta que debemos adaptarnos para seguir adelante al ritmo que se necesita, y que si no lo hacemos, nos iremos quedando atrás hasta hacernos obsoletos.

Debemos buscar ser los mejores en lo que hacemos, destacar de los demás, innovar y obtener grandes resultados, pero, ¿qué necesitamos para lograrlo? Muy fácil... ¡Ser diferentes! Saber reinventarnos y adaptarnos a las necesidades cambiantes del mercado.

Los cambios son una gran oportunidad para las empresas y para los empleados, a nivel profesional y personal.

Pero, ¿qué pasa cuando existe una resistencia al cambio? Esto nos trae desventajas, ya que es una gran barrera para la adaptación y el progreso.

Algunas ocasiones las personas se resisten al cambio laboral por la falta de motivación. Según estudios, el 78% de los mexicanos no está contento con su trabajo, esto puede ser ocasionado por el sueldo, el clima laboral, porque no hay posibilidades de ascensos, la empresa no reconoce los logros, el jefe no es un buen líder, entre otros motivos.

¿Cómo logramos que la motivación se convierta en un factor que aliente el cambio y el progreso en las empresas? Es muy importante reconsiderar los aspectos que motivan al empleado para seguir en el trabajo y que lo llevan a hacerlo mejor. Por ejemplo, la familia, los beneficios de la empresa, el crecimiento profesional y el sueldo, pueden ser las razones principales que convierten a un empleado desmotivado en un empleado comprometido.

El beneficio de tener un equipo de trabajo comprometido, es poder contar con personas proactivas y propensas a hacer contribuciones positivas, atraer nuevos clientes, alentados por la innovación y difundir la positividad con los demás compañeros de trabajo.

Sabemos que los cambios son fundamentales, y para evitar la resistencia necesitamos desarrollar agentes de cambio en nuestras empresas.

Un agente de cambio es aquella persona capaz de desarrollar en la organización todo lo necesario para realizar mejoras proactivamente, busca el progreso constante y logra que los demás empleados se sientan parte importante en ese proceso de cambio.

¿Cómo logramos tener agentes de cambio? La motivación, es el principal motor del cual debemos partir para lograrlo. Esto se puede impulsar fomentando que los empleados aprendan algo nuevo cada día y hacerles sentir que su presencia en la empresa sea importante.

Es momento de poner las cartas sobre la mesa y reflexionar: ¿Mi empresa está lista para los cambios que vienen? ¿Tengo empleados desmotivados o motivados? ¿Quiénes serán los agentes de cambio para mi empresa?

Recordemos que las decisiones nos llevan a grandes soluciones.

Diplomados recomendados: Habilidades Directivas, Gestión Estratégica del Capital Humano.