Conquista a tu audiencia: Da una presentación memorable

8 | Jul

Dar una presentación frente a un grupo de personas es más difícil de lo que parece debido a un gran obstáculo: El pánico escénico. ¿Cómo afrontar este reto? Lo importante es estar preparados. Esto es fundamental para poder dominar los nervios y lograr convertir esta situación en una oportunidad de alcanzar un mayor desarrollo en el ámbito laboral. Obtener nuevas destrezas nos hace más capaces y una vez que conozcamos cómo dar una buena presentación, podremos hacerlo de manera sobresaliente durante el resto de nuestra vida profesional.

¿Por qué debemos dar una buena presentación? Es fundamental darle a esta tarea la importancia que merece: podremos tener la mejor idea o propuesta pero una mala presentación puede impedirnos comunicar lo que queremos, creando una barrera hacia el éxito.
Si no somos expositores natos, podemos dar una presentación efectiva a través de la práctica y por medio del aprendizaje de determinadas técnicas que son necesarias para destacar como presentadores:

•    Hacer que te escuchen: Ir a una conferencia o exposición y notar que al presentador le falta conocimiento sobre el tema que  está hablando o que pierde la atención de la audiencia es poco atractivo. Esto es algo que podemos evitar si sabemos cómo captar a nuestro público.

•    Preparado desde el primer segundo: No existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Según Bert Decker autor del libro “You’ve Got to Be Believed to Be Heard”, la impresión causada en los primeros 2 segundos (negativa o positiva) es tan efectiva que toma otros cuatro minutos más causar un 50% de ese impacto inicial.

•    Identificar el tipo de público: No es lo mismo ofrecer una presentación para un cliente actual, un cliente potencial o un directivo de la misma empresa. Cada público será diferente y tendrán distintos niveles de conocimiento sobre el tema que estemos tratando. Por lo tanto, debemos asegurarnos de adaptar la presentación apropiadamente, en lenguaje, duración, datos, etc.

•    Comunicación asertiva: Debemos comunicarnos de manera clara y precisa, utilizando no sólo el tono de nuestra voz sino también el lenguaje corporal para comunicar nuestro mensaje. Es muy importante mostrarnos seguros y convincentes por medio de nuestra comunicación verbal y no verbal.

Saber cómo comunicarnos nos hará capaces de conquistar a nuestra audiencia y quedar grabados en la memoria de quien nos escuche. La diferencia entre cerrar una venta y no hacerlo podría estar en la manera en que comuniquemos lo que deseamos decir. Por lo tanto, sería una lástima desaprovechar la oportunidad de dar una presentación exitosa por no encontrarnos preparados o porque los nervios nos vencieron, especialmente cuando estas acciones son parte de nuestra estrategia de venta. Lo importante es tener las habilidades para convertirnos en presentadores excepcionales ante cualquier tipo de exposición que vayamos a presentar y debemos hacerlo correctamente para lograr un mayor impacto en nuestros espectadores.