Desarrollo de modelos de análisis para combatir los bugs tecnológicos

11 | Jul

Todos los días convivimos de cerca con desarrollos tecnológicos que facilitan las actividades diarias, sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución de herramientas y plataformas, en conjunto con una expectativa mayor por parte del usuario, algunas necesidades tanto de forma como de fondo dejan de ser cubiertas en su totalidad.De ahí que constantemente nuestros smartphones y los softwares de las computadoras, laptops y tabletas, requieren de una actualización constante.

Existen equipos de trabajo dedicados al seguimiento y solución de reportes hechos por un usuario de alguna aplicación o software, quien identifica lo que considera algún error o falla y lo notifica al proveedor para buscar una solución efectiva. Estos reportes son conocidos comúnmente como “bugs”.

En este proceso, profesionales como Camila Castro Astudillo, recién egresada de la Maestría en Ciencias de la Computación del Campus Guadalajara, identifican el potencial de mejora y automatización de procesos.

Camila, originaria de Ecuador y egresada de la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales, llegó a México en 2010 tras obtener un apoyo educativo del Tecnológico de Monterrey y el CONACYT para cursar la maestría en Sistemas Inteligentes en el Campus Monterrey. Y fue en este periodo en el que inició un proceso de reclutamiento con la empresa Oracle, en donde comenzó a desarrollarse como Program Analyst.

Camila estaba dedicada a la atención y solución de bugs relacionados con la E-Business Suite desarrollada por Oracle, herramienta empresarial para la administración de áreas como recursos humanos, finanzas y cadenas de suministro, entre otras. Y es aquí cuando, ya inscrita en la Maestría en Ciencias de la Computación en Guadalajara, decide aplicar su proyecto de investigación y vincularlo con su trabajo diario.

Dado que el 51% de los 2,500 a 3,000 bugs anuales reportados en su área de trabajo estaban catalogados como “errores de usuario” y no técnicos, Camila concluyó que era necesario identificar y analizarlos bugs en grupos con características similares, analizar las condiciones de cada uno, encontrar los puntos de coincidencia y plantear soluciones más específicas y efectivas.

Para simplificar este análisis, Camila planteó en su tesis un Modelo de Análisis Semántico Latente, el cual procesa lenguaje natural de una forma matemática. “Es una especie de buscador que da resultados en un eje de coordenadas, en el cual los vectores se pueden relacionar para tomar ciertos parámetros comunes y encontrar similitudes entre los bugs, y así determinar una solución con impacto más amplio y eficiente”, señala.

Este modelo recorta el tiempo para identificar las coincidencias de los bugs, y ayuda al análisis para determinar si las soluciones fueron correctas o no, proceso que se realizaba anteriormente de forma manual.

Hoy, Camila se desenvuelve como Senior Application Developerdentro de la misma compañía, Oracle. “Creo que fue bastante provechoso hacer una tesis dentro de mi trabajo. Influyó bastante en mi desarrollo dentro de Oracle porque gracias al apoyo y recomendación de uno de los líderes de la organización, me autorizaron el uso de datos de la empresa para plantear el modelo y trabajamos la información para obtener resultados aplicables”, comenta.

Uno de los factores clave para su desarrollo profesional, señala que es la filosofía con la que el Tec desarrolla a sus alumnos con el apoyo de verdaderos expertos de cada área de conocimiento. “Me gusta muchísimo el nivel de los maestros que tienen en el Tec. Siempre tratan de motivar al alumno a superarse, que emprenda, que desarrolle nuevos proyectos. Te incentivan a ser mejor. Si fallaste en un examen, buscan apoyarte para salir adelante, buscan siempre la excelencia”, concluye.

CONOCE LA MAESTRÍA EN CIENCIAS DE LA COMPUTACIÓN.