El demandante rol de ser líder

4 | Jul

Se tiene la certeza de que convertirse en un líder significa contar con ciertas características que le permitan actuar como el guía de un grupo determinado, ser organizado, contar con visión, estabilidad emocional y comunicación efectiva; además de ser una persona que inspira respeto y confianza.

Pero, no hay que dejar de lado que toda acción viene con determinadas responsabilidades para que pueda efectuarse de manera idónea, como el asegurarse en ir en la dirección correcta, estar consciente de cada una de las tareas y errores que se puedan presentar, y ser la persona encargada de alinear a los miembros de su equipo de trabajo cuando éstos lo requieran.

Existen autores que definen que la primera responsabilidad del líder es “definir la realidad” de los demás al contar con un objetivo firme que los ayude a establecer una visión basada en la realidad y en el potencial de su equipo de trabajo. La segunda responsabilidad recae en dar las “gracias” y no solo de forma verbal, si no brindándole a su grupo el equipo, entrenamiento y materiales necesarios para desarrollar su labor de manera eficiente; además, es el hecho de aceptar que las personas tienen una vida fuera de la empresa.

La principal característica que te conduce a convertirte en líder, es la capacidad para dirigir.

Las responsabilidades que a pesar de cambiar de rubro de empresa, tamaño o ambiente laboral, siempre van a prevalecer son:

Asumir responsabilidades de una tarea:

El líder es responsable del éxito como equipo, pero también de cualquier fallo que se tenga; representa a un grupo determinado, por lo que cualquier acontecimiento que suceda él el único responsable.

Establecer metas comerciales:

Es indispensable planificar y realizar estrategias con el fin de alcanzar las metas establecidas en el área de ventas, contar con productividad, crecer y ser rentable.

Innovar:

El promover la innovación continua de los productos o servicios que ofrece, determina que el objetivo permanente de la empresa sea el de conseguir clientes y conservarlos.

Resolución de problemas y toma de decisiones:

Un líder debe convertir las barreras en retos para que pueda superarlo de manera idónea.

Establecer prioridades y tareas clave:

La forma en la que se asigna el tiempo puede ser un determinante crucial para los logros de la empresa, la responsabilidad de saber establecer prioridades recae en el líder.

Persuadir, inspirar y motivar:

Una de las características que te convierten en líder es el de ser una persona a la cual los miembros de un equipo desean seguir.

Contar con un buen desempeño y obtener resultados:

El obtener los resultados esperados determina cuán exitoso es, su manera de desempeñarse debe relucir de manera positiva, pues demuestra que las metas que se trazaron al iniciar la estrategia fueron alcanzables.

 

Información de: psicologiamotivacional.com y expansion.mx

Programas sugeridos:

Diplomado Desarrollo de Líderes Ejecutivos

Diplomado Habilidades Directivas