Empieza el año con un presupuesto

30 | Dic

Planear a futuro es una práctica muy inteligente, principalmente cuando se trata de cuestiones financieras. Todo proyecto, viaje, o inclusive una simple idea de compras puede resultar de una mejor manera al contar con una planeación financiera o dicho en otras palabras, un presupuesto. Contar con uno permite alcanzar objetivos planteados y obtener mejores resultados, ya que facilita la planeación e implementación de las acciones, direccionando todos los recursos en el camino correcto.

El primer paso es decidirnos a empezar y para hacer nuestro presupuesto debemos conocernos a nosotros mismos: ¿En qué gastamos el dinero? Anota en una libreta o tu equipo móvil cada peso que gastes, desde un gasto mayor hasta la propina que le das al mesero, al final de la quincena te darás cuenta si gastas más de lo que recibes de salario.

Ahora que ya sabes en lo que gastas, puedes empezar a elaborar un presupuesto mensual; escribe cuáles son tus necesidades básicas y los productos que acostumbras comprar con regularidad cada mes, como las facturas de servicios, rentas, pagos, etc.

¿Tienes una meta en mente? Aún mejor, un presupuesto te puede ayudar a planificar mes con mes ese proyecto que quieres concretar, es muy importante ser disciplinados en este aspecto; así que cada vez que tengas la tentación de hacer alguna compra impulsiva, recuerda tu meta.

Al final del mes puedes analizar si los gastos que hiciste se adecuaron al presupuesto con el que contabas, también es muy importante ir ajustándolo conforme tengas tus gastos más enfocados, verás que es mucho más fácil tener control sobre tus salidas de dinero. Recuerda que “los únicos que ganan son las personas que saben presupuestar”.

Diplomados sugeridos: Diplomado en Administración de Proyectos