¿Eres un líder? Entonces, ¡no cometas estos errores!

13 | Jun

Existen muchas definiciones sobre lo que es ser un líder, una persona que inspira, alguien que guía o aquel que puede influir en los demás; también se han escrito libros y artículos sobre cómo desarrollar las habilidades para ser un gran líder, o cómo detectar a los líderes dentro de una empresa.

Tener conocimiento sobre estos temas es imprescindible, te ayuda a seguir desarrollándote, a captar nuevo talento y a poder guiar de manera efectiva a un equipo de trabajo. Sin embargo, así como debemos de conocer qué se debe de hacer, también tenemos que tener en cuenta las actitudes que no son adecuadas de un líder con el fin de evitarlos y continuar con una mejora constante.

¿Qué no debe hacer un verdadero líder?

Sólo dirigir y no trabajar

Al tener a gente bajo tu mando algunas de tus funciones serán delegar tareas o dirigir el trabajo, pero esto no significa que te debas limitar únicamente a dar órdenes y supervisar el trabajo. Sí, tal vez ya trabajaste mucho para llegar hasta dónde estás, pero no significa que no lo vayas a seguir haciendo para permanecer en ese lugar o para seguir creciendo profesionalmente.

Vince Lomardi dijo “Los líderes no nacen, se hacen. Y se hacen de la misma manera que todo lo demás: a través del trabajo duro”. Un líder es un ejemplo a seguir, y no puede poner un ejemplo de un trabajo excelente si no lo hace.

Recordar que es el jefe

Como la ex ministra del Reino Unido, Margaret Thatcher, dijo “El poder es como ser una dama, si tienes que decirle a las personas que lo eres, entonces no lo eres.” Un líder se enfoca en empoderar a otros, sacar su mejor rendimiento, explotar sus habilidades y seguir desarrollándolas, no en recordar que quien es el jefe, es él. Si sientes la necesidad de decirlo es porque no te sientes admirado por tus compañeros, probablemente, porque no lo eres.

Cerrarse a nuevas ideas

A todos nos cuesta hacer cambios en nuestra vida, tanto en lo profesional y personal. Es muy común que se llegue a una zona de confort en la que, si las cosas están saliendo bien, no vemos la necesidad de cambiar. Un líder no se debe de conformar con que las cosas “salgan bien”, sino que debe buscar ser el mejor en el mercado. Steve Jobs dijo, “la innovación distingue entre un líder y un seguidor”. El líder siempre va a buscar perfeccionar el trabajo, buscando nuevas formas de hacerlo.

No inculcar en su equipo el aprender cosas nuevas

Este punto está muy relacionado con el anterior, un líder siempre va a querer mejorar, puede que los empleados sepan hacer las cosas bien, pero siempre hay algo nuevo que aprender para incorporarlo al trabajo. Además de, como se dijo al principio, el líder es alguien que guía, un guía te llevará por el mejor camino para ti, te irá enseñando y colaborando para tu crecimiento.

Fomentar la división del equipo

Como el proverbio dice “Si quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado.” No importa si hay alguien que consideres que le falta conocimiento en tu equipo, con más razón, inclúyelo. Las personas siempre pueden aportar algo, además de que se sentirán como un equipo en el que van a querer colaborar por un fin común. Olvídate del “lo hago yo mismo”, intégrate y conoce el trabajo de tus compañeros. El trabajo ideal de un equipo es cuando todos están involucrados en el trabajo de los demás, incluso el líder. No porque no se confíe en el equipo, pero no se puede dirigir desde las alturas, si no se conoce el trabajo desde abajo.

Reflejar negatividad ante los problemas

Es importante que ante algún problema el líder siempre esté dispuesto a ayudar y a motivar al equipo a resolverlo. Si se comienza por buscar culpables, criticar cómo se hicieron las cosas, los ánimos del equipo caerán y no se enfocarán en buscar soluciones.

“No me salgas con malas noticias”, un líder quiere conocer los problemas que ocupan atenderse, Colin Powell dijo, “las malas noticias no son como el vino. No mejoran con el tiempo.” Si no le das la confianza de abrirse contigo a tu equipo respecto a los problemas que están sucediendo, ellos lo esconderán y en lugar de resolverlos irán empeorando.

“No hay lugar para errores” esta actitud limita la creatividad y la innovación. Los líderes dan paso a cometer errores, y no ven el fracaso como lo opuesto del éxito, sino como parte del mismo. Refleja una conducta positiva ante los problemas.

No reconocer el trabajo de los demás.

Un buen líder reconoce el trabajo de sus compañeros. Es muy fácil ver los errores de los demás pero no todos ven el buen trabajo que hacen. Las personas tienen un mejor rendimiento cuando se sienten reconocidas. Haz que el empleado vea que el equipo es afortunado de tener a alguien como él trabajando y no viceversa.

“El liderazgo es el arte de conseguir que alguien haga algo que tú quieres porque él quiere hacerlo”.- Dwight D. Eisenhower, ex general y presidente de Estados Unidos. El fin es inspirar y guiar, sé alguien a quien quieran seguir y no a quien tengan que hacerlo.

 

Información de: cnnespanol.com, entrepeneur.com, forbes.com.

Programas sugeridos:

Taller Liderazgo y Empowerment

Seminario Liderazgo Eficaz: Lecciones del Pasado, Retos del Futuro

Diplomado Desarrollo de Habilidades Gerenciales: Líder de Líderes