Haz un pequeño esfuerzo hoy y alcanza todas tus metas mañana.

16 | Dic

A todos nos ha pasado que nos hemos puesto propósitos que después de un tiempo se vuelven difíciles de alcanzar y quedamos preguntándonos por qué no los hemos podido realizar. Tenemos objetivos claros, pero al momento de la ejecución nos damos cuenta que es más difícil de lo que inicialmente creíamos. ¿Cómo podemos alcanzar todo lo que nos propongamos?

Tener metas altas es grandioso, pero entre soñar y realizar hay un gran camino. El secreto está en nuestros hábitos. Estos consisten en cualquier comportamiento (positivo o negativo) repetido regularmente; por ejemplo, lavarnos los dientes cada noche o levantarnos temprano todas las mañanas. Para poder ser exitosos en crear una nueva práctica, la base está en la repetición.

¿Cuánto nos tomaría crear un nuevo hábito?

De acuerdo a un estudio llevado a cabo en el University College de Londres se demostró que se necesitan 66 días para que se cree un hábito y pueda mantenerse durante muchos años. Basándonos en esto podemos decir que si logramos vencer nuestros obstáculos durante poco más de dos meses y repetimos el hábito que deseamos sembrar todos los días, podremos hacerlo de manera automática durante años.

¿Qué puedo hacer para no renunciar?

Podrá parecer fácil desistir en los primeros días de intentar algo nuevo. Quizá tenemos la meta de comenzar a ejercitarnos todos los días, pero cuando es invierno y suena el despertador, decidimos apagarlo y seguir durmiendo, repitiéndonos que el día de mañana sí nos levantaremos. Si dejamos que esto ocurra podemos terminar abandonando la idea por completo. La clave está en enfocarnos en lograrlo hoy, levantarnos temprano cada día y salir a ejercitarnos. Gracias a la repetición constante llegará un punto en el que lo haremos de manera totalmente automática y sin esfuerzo.

¡No te desanimes! Tomemos en cuenta que ciertos hábitos pueden tomar más tiempo que otros y que cada uno de nosotros somos diferentes. Si alguien tarda 60 días en alimentarse de manera más saludable, otro más podría tardar el doble de tiempo. Lo importante es tener paciencia y concentrarnos en hacer cambios de manera constante. Puede parecer que alguien logró el éxito de la noche a la mañana, pero, en realidad, obtenerlo les tomó años de pequeños esfuerzos continuos. Todos somos capaces de alcanzar todo aquello que nos propongamos, sólo necesitamos decidir comenzar hoy.

Diplomado sugerido: Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas.