La visión como origen del cambio empresarial

1 | Feb

             Todo proceso de cambio comienza con una visión clara de lo que se pretende conseguir por parte de los directivos, con el fin de adoptar nuevas actitudes, tecnologías y formas de hacer negocios.

 La visión es un requisito previo que ayuda a percibir y entender los cambios y el efecto que éstos tienen sobre la conducta de las personas que se involucran.

            El proceso consta de tres fases primordiales, la primera de ellas es el cuestionamiento para conocer en dónde se encuentra la empresa y a dónde se quiere dirigir; en la segunda fase se desarrolla el trabajo pesado, se crean estructuras con el fin de fomentar nuevas actitudes y formas de trabajo; la tercera etapa es el período de consolidación y evaluación.

            Se debe tener en cuenta que es posible que exista la resistencia al cambio por parte del personal. Una pieza clave para poder manejarlo es contar con una buena comunicación interna en la empresa, en donde se les explique a los empleados los motivos por los cuáles se realizan los movimientos.

            Actualmente, es importante que las empresas desarrollen en su entorno de trabajo una actitud y mentalidad abierta, además de facilitar una formación y capacitación constante a sus empleados que les permita adaptarse con mayor facilidad a los cambios.

            Con una administración efectiva del proceso, tanto de la visión como del capital humano, se pueden transformar las estrategias y procesos internos para orientar correctamente a la compañía hacia sus metas, asegurando el desarrollo y crecimiento constante de la misma.

 

 

“A algunas personas no les gusta el cambio, pero necesitan abrazarlo si la alternativa es el desastre”.- Elon Musk, co-fundador de PayPal, SpaceX, y Tesla Motors.

 

Programas sugeridos:

Maestría en Innovación para el Desarrollo Empresarial (en línea)

Maestría en Administración Empresarial (en línea)