Mente positiva, secreto del éxito

2 | Abr

Si tienes pensamientos positivos significa que has desarrollado una fuerza mental y sabes controlar tus pensamientos, comportamientos y emociones, pero ¿de qué manera identificas a las personas con fuerza mental? Te compartimos la lista de acciones que estas personas no hacen:

No pierden el tiempo sintiendo lástima por sí mismos: La complacencia en la autocompasión obstaculiza tener una vida plena, además, crea emociones negativas y perjudica las relaciones.

Una clave para evitarlo es intercambiar la compasión por la gratitud y empezar a apreciar las cosas con las que se cuenta.

No ceden su poder: Al menos que tengan un impedimento físico o mental,  no permiten que otra persona lleve el control de sus acciones, ni definan su éxito o personalidad. Lo más importante recae en definir sus metas y trabajar para alcanzarlas.

No le tienen miedo al cambio: Lo desconocido puede venir con miedo a enfrentar nuevos retos, las personas con fuerza mental se encargan de enfrentarlos con el fin de que no les impida seguir desarrollándose de manera personal y profesionalmente.

No se centran en las cosas que no pueden controlar: El tener todo bajo control puede hacer sentir a las personas seguras, pero cuando las cosas no salen según lo planeado crea ansiedad; si se deja de centrar la atención en dichas situaciones se obtiene mayor felicidad, menos estrés, mejores relaciones, genera nuevas oportunidades y por ende más éxito.

No se preocupan por complacer a las personas: Las personas que quieren agradar a la mayoría suelen ser manipuladas fácilmente;  si expresan su forma de pensar pueden no complacer a todas las personas pero si las hace más fuertes y seguras de sí mismas.

No temen a los riesgos: Sus acciones se enfocan en calcular los riesgos para tener mayor conocimiento de ellos y canalizarlos de la mejor manera posible.

Ellos no viven en el pasado: El pensar en las acciones pasadas solo lo hacen con el fin de reflexionar sobre las lecciones aprendidas y verlas desde otra perspectiva sin involucrar alguna emoción. En cambio, las personas sin fuerza mental recaen en la depresión y les impide disfrutar del presente y planificar el futuro.

No hacen los mismos errores una y otra vez: Cuando comenten un error se aseguran de estudiar lo que salió mal con el fin de hacerlo de manera diferente en un futuro; además, aceptan su responsabilidad.

Celebran los éxitos de otras personas: Si se enfocan en tener resentimiento porque las otras personas logran sus objetivos, significa tener ira que puede llegar a convertirse en el principal obstáculo de alcanzar su propio éxito; además, el centrarse en lo que lo demás hacen puede ser el causante de pasar por alto las habilidades de uno mismo y dejar a un lado los valores y las relaciones.

Disfrutan del tiempo a solas: Estar solo significa crear un tiempo en el cual se pueden ordenar los pensamientos con el fin de centrarlos en alcanzar los objetivos propuestos y continuar con el crecimiento.

No esperan resultados inmediatos: Las personas mentalmente débiles suelen ser impacientes, lo que los lleva a sobreestimar sus capacidades y esperan resultados de inmediato. El punto clave recae en desarrollar expectativas y un entendimiento del éxito de manera realista.

Adopta las actividades positivas con el fin de tener una fuerza mental que te ayude a alcanzar el éxito. Piensa en las personas más exitosa que conozcas, lo más seguro es que son positivas, entusiastas, energéticas y felices; además de que ven lo bueno en los demás y en ellas mismas.

¡Aplica esta nueva actitud!

 

 

-Con información de: businessinsider.com y entrepreneur.com.

 

Programas sugeridos:

Diplomado de Desarrollo de Alto Potencial Humano

Maestría en Estudios Humanísticos