Motivación: el camino para tener empleados más felices y productivos

25 | Feb

Actualmente en nuestra vida laboral, además de cumplir con los deberes en nuestro trabajo, buscamos un impulso constante para poder superarnos. Al estar satisfechos con nuestro empleo, cumpliremos con los objetivos que nos planteemos y podremos aumentar nuestro rendimiento, proponiendo nuevas ideas y convirtiéndonos en personas más proactivas. ¿Cómo lograr este impulso? A través de la motivación. Ésta es la fuerza interior que nos empuja a lograr un determinado objetivo; se pueden destacar tres tipos de motivación:

· Motivación extrínseca: En este tipo de motivación intervienen factores independientes al individuo. Los empleados pueden estar motivados por el beneficio que obtendrán como consecuencia de desempeñar alguna tarea. Premiar al trabajador con algún incentivo económico es un ejemplo de este tipo de motivación.

· Motivación intrínseca: Nace de la persona. Se relaciona con el nivel de satisfacción personal al realizar sus funciones, más allá del beneficio económico que pudiera recibir. Provoca un sentimiento de autorrealización y permite un mejor rendimiento en el trabajo, es consecuencia de que un empleado disfrute lo que hace.

· Motivación trascendente: Esta proviene de la satisfacción que se obtiene de ayudar a terceras personas.

Estos tipos de motivación pueden interrelacionarse y una buena gestión del capital humano implica saber cómo utilizar cada una de ellas para mantener empleados felices. Aspectos como tener un buen líder de equipo, obtener retroalimentación puntual, sentir que son apoyados por la empresa, un buen clima de trabajo y compañerismo son factores que influyen en el nivel de motivación. Es fundamental pensar en el bienestar de los empleados ya que se necesita del esfuerzo y dedicación de todos para construir una empresa exitosa.

Diplomado Sugerido: Diplomado en Gestión Estratégica del Capital Humano