Preparación internacional para mejorar su comunidad

6 | Jun

Diego Rafael Torres es un joven procedente de Quito, Ecuador, que llegó a nuestro país gracias a la oportunidad que le ofreció el Tecnológico de Monterrey para estudiar su carrera profesional a través de una beca por su excelente desempeño académico. Conociendo los diferentes campus que integran el Sistema, finalmente llegó al Campus Querétaro, donde se graduó de la Ingeniería en Tecnologías Electrónicas.

Antes de graduarse, Oracle, empresa líder en el desarrollo de Tecnologías de Información, lo reclutó en Guadalajara, y posteriormente, recibió la invitación para estudiar su maestría, y sin dudarlo, eligió a su Alma Máter. Fue en Oracle donde descubrió su interés por el desarrollo de software.

Se decidió por la Maestría en Ciencias de la Computación porque al revisar el plan de estudios, el contenido de las materias se relacionaba y reforzaba los conocimientos adquiridos durante su carrera profesional, además de aumentar su experiencia profesional para seguir avanzando.

“Conozco por los 5 años que estudié la licenciatura, todo el Sistema del Tec de Monterrey y cómo funciona, eso fue lo que me aseguraba que la maestría que iba a estudiar tenía muy buen nivel y me aseguraba calidad en la educación”.

Durante sus estudios de posgrado, Diego aprovechó las oportunidades que ofrece el Campus Guadalajara para cursar materias en el extranjero, específicamente en Francia. “Siempre me llamó mucho la atención y pensé aprovechar eso del Tec, la cantidad de convenios que tiene, la cantidad de puertas que te abre. Pocas universidades tienen esa capacidad.”

Gracias a la maestría y a su experiencia profesional, recibió una oferta para laborar en National Instruments Corporation en la ciudad de Austin, Texas, Estados Unidos, donde se desempeña actualmente como Staff Software DevelopmentEngineer, desarrollando drivers para controlar tarjetas de adquisición de datos de instrumentos multifunción de entrada y salida.

Diego explica que existe una gran demanda de ingenieros computacionales en Estados Unidos, y las empresas miran a México, en específico al Tec de Monterrey, como una de las principales fuentes de talento, por su preparación y sobre todo, por la facilidad que tienen los egresados para comunicarse en otro idioma.

Sobre el impacto que ha tenido el estudiar un posgrado, Diego comenta: “no podría haber tenido el puesto que tengo ahora, si no tuviera una maestría”. Las ventajas que encontró al cursar la Maestría en Ciencias Computacionales fueron, elprofundizar los conocimientos previamente adquiridos, explorar nuevas áreas de conocimiento y ampliar la perspectiva sobre cuáles son los posibles campos en los que el profesionista puede dedicarse.

CONOCE LA MAESTRÍA EN CIENCIAS DE LA COMPUTACIÓN.