PROGRAMA DELFÍN: Verano interinstitucional por una cultura científica

11 | Ago

En las conversaciones en donde se mencionan los grandes diferenciadores entre el desarrollo global de una nación y otra, a menudo se habla de algunos catalizadores que sin duda impulsan un estado, región o país. Dos de estos factores son la educación superior y la producción científica y tecnológica.

Desde su fundación, la misión del Tecnológico de Monterrey se enfoca en transformar vidas a través de la educación. Es decir, brindar herramientas y formar personas que se conviertan en líderes que sean capaces de dirigir acciones que impacten positivamente su entorno.

Bajo esta misma premisa, la Escuela de Posgrados del Tecnológico de Monterrey en Guadalajara colabora con el Programa Delfín, que desde 1995 ha dedicado sus esfuerzos en promover la movilidad estudiantil, la colaboración entre instituciones de educación superior, y contribuir a la creación de una cultura científico-tecnológica a través de su Programa Interinstitucional para el Fortalecimiento de la Investigación y el Posgrado del Pacífico.

Uno de los objetivos del Programa Delfín es vincular estudiantes destacados de carreras profesionales con investigadores de programas de posgrado. Esta vinculación se realiza a través de un verano de estancias, y en este caso, la Escuela de Posgrados en Guadalajara recibió a 4 jóvenes talentos que han llevado sus estudios en las áreas de Sistemas Electrónicos y Ciencias de la Computación: Salvador Sánchez Rodríguez, Sergio Uriel Maya Martínez, Abel Adán González Ramos, y Saúl Gómez Navarrete.

De la mano del Dr. Mauricio Antelis, profesor investigador, así como de estudiantes de la Maestría en Sistemas Electrónicos y la Maestría en Ciencias de la Computación, colaboraron con los cuatro jóvenes de profesional en los proyectos:

  • Interfaz cerebro-computador basada en ritmos μ para el control de movimiento del cursor del computador
  • Interfaz cerebro-computador de propósito general, basado en potenciales evocados visuales de estado estable
  • Detección de inicio de movimiento concéntrico y excéntrico del brazo utilizando las señales musculares
  • Detección de ondas gravitacionales generadas por un sistema binario compuesto por agujeros negros.

La participación de estos 4 jóvenes estudiantes en los proyectos de investigación de posgrado, además de promover la movilidad interinstitucional, deja huella en cada uno de ellos y sus instituciones, ya que las metodologías y los conocimientos compartidos, pueden sentar nuevas bases en común al regresar a sus ciudades de origen. Así es como se promueve una verdadera colaboración científica participativa. 

Mediante esta colaboración, la participación de todos los involucrados aporta positivamente en la construcción de una plataforma nacional de investigación que privilegie la generación de conocimiento aplicable, ya que de ahí pueden surgir patentes, tecnologías y metodologías que incrementen la competitividad mexicana, beneficiando entonces no sólo los aspectos económicos, sino también transformando el tejido social, cultural e incluso político de cada región.

 

Conoce más del Programa Delfín AQUÍ.

Conoce la oferta de Maestrías en Ingeniería AQUÍ.