Reduce el estrés: sé más asertivo en el trabajo

29 | Abr

Te encuentras en tu trabajo, lleno de pendientes. Llega tu jefe y te dice que tienes un nuevo proyecto en el cual trabajar para entregar en una semana. Sabes que si dices que sí tendrás que trabajar horas extra y probablemente en tu casa, esto te dejará cansado y te impedirá dar el 100% en el resto de tus actividades. Si dices que no, ¿qué podría pasar? Para ayudarte en este tipo de situaciones, te recomendamos aprender sobre la asertividad.


La asertividad es la virtud de saber decir "no" sin ser agresivo y sin crear un conflicto con nuestro interlocutor. Al hablar sobre este tema podemos encontrar tres tipos de personas:

  • Personas asertivas por naturaleza: aquellas que ante los conflictos se comportan asertivamente de una forma natural.
  • Personas no asertivas: aquellas que ante los conflictos tienen serios problemas para decir “no”, dejando que otros se aprovechen de las circunstancias.
  • Personas agresivas: aquellas que ante los conflictos presentan un comportamiento negativo, alimentando la espiral del conflicto y llegando incluso a cortar la comunicación.

Es cierto que existen personas en las que la asertividad es algo natural, pero, ¿se puede aprender a ser asertivo? Afortunadamente sí, al ser un hábito de conducta, puede ser cultivado y mejorado.

Si te encuentras en una discusión y debes negociar peticiones, recuerda aceptar el argumento, escuchar y al final replicar con el tuyo. De esta manera el interlocutor experimentará un cambio que le llevará a prestar atención a tu respuesta y ser más receptivo a tus opiniones. Procura adoptar un lenguaje corporal correcto, respetando la distancia con el interlocutor, teniendo una posición relajada y un contacto visual directo. Recuerda que ser asertivo no se trata de ganar, sino de negociar.

 

Diplomado sugerido: Diplomado para el Desarrollo del Ejecutivo de Alto Desempeño.