Sé una persona altamente efectiva, comienza con un fin en mente.

10 | Mar

A lo largo de nuestra vida nos plantearemos distintos objetivos, ¿cómo podremos alcanzarlos? Para esto existen dos procesos para que podamos lograrlos, uno es la planeación y el segundo, la ejecución. Stephen Covey describe este principio en su libro los 7 hábitos de las personas altamente efectivas y lo define como el hábito de: comenzar con un fin en mente. Con esto se refiere a la capacidad de ser nuestros propios líderes y marcar nuestras metas a futuro.

Para lograr lo que nos propongamos, es importante visualizar aquello que aspiramos llegar a ser, proyectar una imagen clara de lo que deseamos lograr. Para guiar nuestra vida hacia el éxito necesitamos estar en contacto con nuestras metas y tenerlas fijas en todo momento, al hacerlo, toda nuestra energía estará dirigida en conseguirlas.

Una vez que tengamos claro lo que queremos, debemos enumerar los pasos que precisamos seguir para obtenerlo. Para comenzar, necesitamos definir nuestra Misión Personal, ésta será un escrito en donde definamos cada uno de nuestros objetivos dentro de las distintas áreas de nuestra vida; familiar, laboral, social, personal, etc. Después debemos establecer los pasos específicos que necesitamos realizar para lograr nuestra misión, es decir, definir las actividades diarias que nos ayudarán a cumplirla.

Crear un mapa que defina a donde queremos llegar y cómo lo lograremos, es la clave para realmente alcanzar todo aquello que soñamos. Ya sea superación profesional, mejorar la vida en familia u obtener el éxito en todo lo que emprendamos. Sin importar cuáles sean nuestras aspiraciones, podrán hacerse realidad si plasmamos el camino que seguiremos para conseguirlo.

Diplomado sugerido: Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas